Conoce cómo transformar el conflicto laboral a innovación y creativa.

El conflicto mucha veces es juzgado como “el malo de la película”. Pensamos en el conflicto y hacemos de todo para evitarlo, huirle, atrasarlo, ignorarlo o reducirlo. Aunque estas son las respuestas más comunes que estamos acostumbrados a ver, están bien alejadas de lo deseable.

Es evidente que los conflictos mal manejados puede generar grandes perdidas a las organizaciones y empresas. Recursos como tiempo, dinero y capital humano pueden verse seriamente afectados como resultado de un conflicto en la organización. Sin embargo, la literatura nos alerta que esos resultado desfavorables se deben no tanto al conflicto en si mismo si no a su mal manejo.

Conoce 5 oportunidades que puedes aprovechar para tranformar los conflictos en la organización:

  • El conflicto puede estimular la innovación, la creatividad y el cambio – Los conflictos son oportunidades para innovar y generar nuevas respuestas a los problemas que surgen en la organización. Esta mirada te ayudará a ver oportunidades para mejorar y promover cambios positivos.
  • Los procesos de toma de decisiones organizacionales pueden ser mejorados – Nuestras organizaciones son tan buenas como los procesos que lleve a cabo para lograr un resultado específico. Los conflictos te ayudarán a mirar con detenimiento tus procesos y cambiar aquello que NO funcione.
  • Se pueden encontrar soluciones alternativas a un problema – En la medida que mires el conflicto como oportunidad te permitirá buscar alternativas creativas a viejos asuntos. No siempre tenemos que utilizar la misma respuesta tradicional de siempre.
  • El conflicto puede llevar a soluciones sinérgicas a problemas comunes – Uno de los factores claves a la hora de manejar conflictos estratégicamente es la participación de las partes involucradas en la búsqueda de la solución. La participación generará compromiso y diversidad de alternativas. ¡En la unión esta la fuerza!
  • El rendimiento individual y grupal puede ser mejorado – Establecer un clima laboral adecuado donde los conflictos se atienden profesionalmente ayudará a mejorar la productividad y el desempeño individual y colectivo de sus integrantes.

En resumen, los conflictos pueden ser destructivos o constructivos. En vez de huirle a los conflictos utilízalos para mejor tu empresa. Son una oportunidad para promover la comunicación y encontrar nuevas soluciones a viejos problemas. Promueven la creatividad, la innovación y el aprendizaje. Todo dependerá que cómo lo manejes. Por tanto, aprender las mejores prácticas para manejar conflictos ya no es un lujo, si no una necesidad. Pagarás demasiado caro no concerlas.